APRENDER A DUDAR ES APRENDER A PENSAR

morataVengo escuchando desde prácticamente saber la lista de seleccionados para la Eurocopa una serie de certezas que quiero matizar (realmente solo me centrare en una). Hoy que España ha ganado 3-0 y él ha sido protagonista por partida doble me permito el lujo de ser ventajista porque soy así de chulo (si hoy no hubiera sido transcendente en el resultado, hubiera estado en mi cueva calladito, o tal vez no, no lo sé). Al lio, España tiene un estilo muy definido y con el afán de etiquetar para que todo quede bien ordenado en nuestra despensa de conocimiento hablamos de que la selección desarrolla el juego de posición. Como nos han dicho que el juego de posición premia por encima de todo desmarques de apoyo, monopolizar la posesión, que el objetivo es generar superioridad posicional detrás de la línea que acosa y un sinfín conceptual pues vamos a ver a qué elemento de todos ellos queda al desnudo entre tantas afirmaciones. En esas, dirigimos nuestro tiro hacia Álvaro Morata. Como digo, con ese afán de etiquetarlo todo y de movernos en ese mundo de certezas en un juego incierto decimos que es un jugador con unas características en desajuste con el juego de posición, y yo me pregunto ¿y por qué? Acaso no es un jugador que fija la atención de los centrales del rival para estirarlos y dejar espacio intermedio para los Cesc, Silva, Iniesta y compañía? Acaso no es un jugador que protege bien el balón despaldas a portería jugando de cara con compañero bien orientado y con ventaja? Acaso no es un buen finalizador dentro del área? Acaso no es un jugador que defina con solvencia ante centros laterales? Acaso no es un jugador que tenga gran capacidad de tiro desde media distancia? Y por último….Acaso no es un jugador que con sus características se complementa y potencia las interacciones coherentes con el resto de sus compañeros? No será que toda esta biografía de juego de posición que nos han ido explicando no es más que una forma más de jugar bien y que jugar bien significa ser eficaz y que ser eficaz es atender de forma correcta a las demandas del juego? Alguien se atrevería a decir que Morata no cumple con todo lo anterior? Yo no me atrevo a ser tan osado.

Con todo lo dicho mi única pretensión es que nos situemos más en la duda que en la certeza. Que estemos cuestionándolo absolutamente todo, que observemos, que valoremos y vayamos más allá, no solo nos quedemos con la superficialidad de las cosas. Muchas veces como entrenadores vemos a nuestros jugadores como queremos que sean en vez de verlos como realmente son. Haciendo lo primero obviamos todo un potencial oculto que el jugador puede tener.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *