JUGAR SIN BALÓN

Hace ya algún tiempo, cuando empezaba en esto del fútbol, escuchaba a los entrenadores veteranos insistir en la importancia del juego sin balón. A los jugadores se les hacía difícil entender este concepto, puesto que lo atractivo es tener la pelota. Argumentaban aquellos técnicos y luego he leído en algún artículo, que si repartiéramos el tiempo que dura un partido en mayores, 90 minutos, entre los 22 futbolistas que intervienen, el tiempo de posesión del balón para cada uno de ellos sería una media de 4 minutos, aproximadamente. Quiere decirse que están 86 minutos sin tocar la pelota. La diferencia es tan clara, que no se entiende que en aquellos tiempos no se le prestara más atención al juego sin balón.

Actualmente aquella tendencia ha desaparecido en gran medida y se enseña, en la base, el fútbol con y sin balón. La intención es hacer entender el juego, su lógica, por lo que es importante saber qué hacer y para qué, desde mi posición, tenga o no la pelota, sea portero, defensa, medio o delantero.

Los atacantes sin balón, tratan de ofrecer la mayor cantidad de soluciones al poseedor, para que este decida la mejor opción, pero ¿cuál es la mejor opción ofensiva? Desde mi punto de vista, el balón se tiene para hacerlo avanzar, se tiene para acabar en gol, o por lo menos en tiro. Se puede hacer de manera individual, conduciendo o regateando. Se puede obtener éxito si se tiene la colaboración de los compañeros, juego sin balón, a través de los pases y los desmarques, con el propósito de recibir solo y con ventaja para, insisto mil veces, avanzar y acabar la jugada de ataque. Si no se puede avanzar se mantiene la posesión, no se pierde la pelota bajo ningún pretexto, hasta que se encuentran los espacios o los compañeros que nos permitan progresar.

Para estar bien desmarcado y tener éxito en los pases, deberemos estar bien orientados corporalmente, de modo que veamos dónde está el balón, características del poseedor, ubicación de los rivales, espacios libres que ocupar y ambas porterías. Todos estos elementos influyen en una buena toma de decisiones.

En el caso de los defensores el juego sin balón es obvio. La intención es recuperarlo, por lo que tendrán que estar situados entre la pelota y la portería que protegen, cerca del atacante con balón, juntos y bien escalonados. De este modo, la atención se centrará en qué rival tiene la pelota, qué características le distinguen,si domina el cuero con su pierna hábil o no, en qué lugar del campo se encuentra, qué espacios deben ocupar los defensores, dónde están los atacantes más próximos a la portería defendida, dónde están nuestros compañeros, los más cercanos al adversario y los más lejanos.

En resumen, la mayor parte del tiempo de un encuentro se lo pasan los jugadores sin tener contacto con el balón. Es decir, 86 minutos de juego, en el mejor de los casos, están dedicados a percibir y analizar las diferentes acciones de compañeros, rivales y desplazamiento de la pelota.

No cabe duda que en nuestros entrenamientos tendremos que darle mayor importancia a qué hacemos cuando no tenemos el balón, mantenerlo y avanzar, o para recuperarlo en el caso defensivo.

 

TAREA. JUEGO DE POSICIÓN.

 OBJETIVOS.

  1. Entender el juego SIN balón en ataque.
  2. Entender el juego SIN balón en defensa.

DETALLES OFENSIVOS.

  • Los compañeros del poseedor, cercanos y alejados, deben estar bien orientados para ver compañero con balón, rivales próximos y alejados, compañeros cercanos y alejados, espacios libres que ocupar y ambas líneas de fondo.
  • Saber qué hacer en caso de recibir el balón. Prioridad para avanzar o no perder posesión de la pelota, en caso de no poder avanzar.

DETALLES DEFENSIVOS.

  • Tener a la vista al poseedor del balón y sus compañeros más cercanos.
  • Tener a la vista a los rivales más alejados. – Tener controlados a todos los defensores. Permanente comunicación de los más alejados con sus compañeros, para reajustar posiciones, espacios, movimientos.
  • Tener a la vista los espacios más peligrosos para los defensores, es decir, los próximos a su línea de fondo.
  • Tener a la vista ambas líneas de fondo.

NORMAS.

  • Juego libre de toques en todos los espacios. Se pueden invadir espacios en ataque y defensa.
  • Cada equipo debe conseguir, en ataque, pasar el balón a su jugador de línea de fondo.
  • En caso de recuperar el balón en su mitad de campo, deben jugar obligatoriamente con ambas bandas, antes de llegar a la línea de fondo que atacan.
  • En caso de recuperar el balón en la mitad de campo rival, pueden jugar con la línea de fondo, sin necesidad de pasar por las bandas.

 

BERNABÉ HERRÁEZ

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *